Que te regalen flores sin acabar con el jardín

¿A tus hijos les gusta regalarte flores? Hoy te cuento cómo dejar que lo hagan sin acabar con el jardín #madred3 #wearandfun

Ayer, en el día de la Madre, seguro que muchas de vosotras habréis recibido ramos y plantas como regalo.

Aunque no sea por el día de la Madre ni por mi cumpleaños, a mis hijos les encanta regalarme flores («Mamá, te he traído una florecita») y a mí me encanta recibirlas (o sea que se me cae la baba y me pongo tan ancha que no quepo por la puerta). El problema es que normalmente no son flores de las que se compran en las floristerías, sino de las que se arrancan despiadadamente cogen de los parques y jardines. Hoy te explicamos cómo hacer que te regalen flores respetando el medio ambiente.

Tras muchos intentos por explicarles que no se deben arrancar flores, porque son seres vivos, porque sufren, porque hay que respetar lo que nos ofrece la naturaleza (y el ayuntamiento), todo ello intentando no herir sus sentimientos, ni menospreciar el detalle, he probado alguna otra cosa muy sencilla que me ha funcionado mejor y tanto ellos como yo estamos encantados.

Conseguir que no las arranquen

Cuando se trata de un acto de amor espontáneo, del niño que ve las flores y no puede frenar su muestra de cariño  ya que muere de amor por su  madre, se le puede acompañar e invitarle a que te indique cuál es la flor que quiere regalarte, que te la señale. Después de alabar lo bien que ha escogido le dices que te das por regalada, que si la dejáis ahí el regalo va a durar más y que cada vez que paséis por allí podéis parar a contemplarla: «Ésta ya es mía para siempre». Algo tan sencillo les deja súper orgullosos de sí mismos, están haciéndote el regalo que querían y además han aprendido algo.

Debes enseñarle el respeto por las flores incluso el día que tú no estés con él pero piense «una flor para mamá». Si ese día llegas cansada de trabajar y el peque te dice «Mamá, en el parque tienes una flor que es tuya», sabrás que lo has hecho bien (y luego te lo comes a besos).

Si se trata de un regalo planeado, lo mejor en enseñarle alternativas como hacer flores de papel, de plastilina o dibujadas. De estas podéis hacer ramos enteros y además de regalar flores os regaláis tiempo juntos haciendo una actividad creativa, tiempo de calidad al 200 x 100.

Hablando de regalar flores… ¿Qué os han regalado para el día de la madre?

 

 

 

 

Autor: Sandra

Responsable de producto y fundadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *